jueves, 30 de diciembre de 2010

De como fracasé en la vida


Termina el año y  aún nos quedan pocos rituales de esos que se repiten infinitamente en un bucle en el tiempo, la cena de Nochevieja, elegir con quién y dónde se pasa tan “fantástica” noche, el modelito  para la ocasión, la comida de Año Nuevo, ( en mi caso previo el Concierto de Año Nuevo y su  Marcha Radetzky), ultimar compras y detallitos… y viene el consabido aluvión de buenos deseos y propósitos para el año entrante…Se dice que es tiempo de hacer balance, por eso de que un año termina y otro empieza..No es la única forma de medir el tiempo, cada cual hacemos el nuestro cuando  lo necesita o cuando le viene en gana y no porque llegue el 31 de diciembre, que  digo yo  que no hay que entregar en registro oficial alguno el informe final  positivo o negativo.
Me viene a la cabeza un álbum ilustrado, “De cómo fracasé en la vida” de Thule editorial,  que como muchos de ellos más bien no es para niños sino para adultos ya un poco avanzados en su camino vital. Es una fabula moderna que se lee en nada pero que tienen el valor de calar hondo en nuestro pensamiento..


“Cuando era pequeño, vivía en una mansión enorme, en el corazón de un bosque mágico... Era guapo, tenía muchos amigos y era rico e inteligente.”
 ¿Una infancia ideal? Sí, pero la gran mansión en realidad es un cuchitril en un barrio miserable; el bosque mágico, un bosque de chimeneas que vomitan humo nauseabundo... y el niño en cuestión, no es más que un ser desgraciado, solo, pobre y estúpido...
Pero al crecer, las cosas cambiaron: los títulos, el dinero, el amor, la paternidad, el éxito social, los eventos sociales, el poder han transformado a nuestro héroe. Y así fracasó en la vida... ¡cuando llegó el éxito!


Jugando con doble sentido entre la imagen y el texto, nos hace replantear nuestras vidas. La niñez, la juventud se escapa de las manos en pro de objetivos que quizá cuando llegan podemos considerar absurdos, cuestionables…el trabajo, el éxito, una forma determinada de vivir  la pareja o la familia...ideales que nos han hecho vivir de una manera determinada y que cuando se consiguen no son tan satisfactorios como pensábamos mientras los deseábamos. La competitividad, el materialismo... mejor dicho, el apego a las cosas materiales, la falsedad, las decepciones…incluso podemos, confundimos nuestra idea del amor, perdiendo a costa de cosas y sentimientos  de apegos inservibles del todo los objetivos de cada uno de felicidad y bienestar.
No hace falta que nos ocurra algo gordo, una enfermedad, un accidente, la desaparición de un ser querido, un tocar fondo personal, profesional o económico…cuando menos te lo esperas puedes ver  el camino adecuado para conseguir ese objetivo...el tuyo propio, ese que te va  a hacer feliz,  ese que te hace sonreír y te da calidez en el corazón,  ese que responde la pregunta de  cuál es el verdadero valor de la vida
No importa la edad en la que te plantees esa cuestión, ni las infinitas veces que te hayas equivocado al intentar responderla, quien sabe si eres de los que has decidido hacer ese balance anual para el 2011  y te pasa como en esta  pequeña historia en la que al final, aparece el héroe anciano, encorvado con cariño sobre su peluche infantil, su conejo rosa,  como si regresara la infancia, como si lamentara haber perdido algo esencial y sabiendo después de todo a ciencia cierta que es.. ¿Qué es el éxito? ¿Qué es el fracaso? no es tan sencillo…o si



11 comentarios:

  1. Jooooo ... Syl ,,, creo que llevo leída esta entrada tuya tres veces ya y me regodeo en cada renglón ... los he exprimido al máximo en su totalidad, soy un poco tus palabras estos días, así que ya tengo en mi libretita anotada el libro y hoy sin duda, caerá en mis manos.

    Soy de las que inconscientemente hago ese balance pero de vida ... no lo puedo remediar por eso estos días especialmente vivo como en una montaña rusa que a toda velocidad sube y baja y en cada carri-coche va un hatillo de emociones, otro de sueños, ilusiones, esperanza, superación, constancia, amor, abrazos ... buff ... la lista es interminable y los voy viendo por delante de MI ... con un bokeh maravilloso. Hay luz amiga, mucha luz ... pero sobre todo SENTIR y SER!

    Feliz Año y gracias por ser ahí ... tan especial, acariciándonos siempre con las palabras y compartiendo!

    Te abrazo fuerte y te besa un sonrisa! Muacc

    ResponderEliminar
  2. La vida es un compendio de cosas y de hechos diariamente almacenado.el balance de los años es tu propia vida cuando miras alrededor y observas como la cosecha que has plantado y cuidado te da el fruto que tú has elegido...e incluso lo que no te ha dado nada...vivir y vivamos...un saludo

    ResponderEliminar
  3. siempre seremos los más duros jueces
    ...y no es eso
    si tenemos capacidad de amar a los demás
    no seamos tan duros con nostros mismos
    Syl, es un topico, pero te deseo lo mejor
    un bso

    ResponderEliminar
  4. No soy de balances pero inevitablemente estas fechas aparecen marcando un antes y después... desechemos lo inservible, lo que no nos hace bien y que este nuevo año transcurra en calma y colmado de cosas buenas... Feliz Año Syl, creelo y así será!

    ResponderEliminar
  5. Hacemos balance, hacemos propositos.
    Los propositos quizas se cumplan... Quizas no.
    Volveremos a hacer balance... Haremos nuevos propositos
    Quizas se cumplan quuzas no.
    Que lis tuyos al menos se cumplan Sylvia.

    ResponderEliminar
  6. yo ya no hago balances, soy consciente de que la vida es la escalera de un gallinero, corta y llena de...
    Mil besos :)

    ResponderEliminar
  7. Es curioso que siempre, pero más cuanod en el mejor de los casos el camino recorrido es igual al que (en el mejor de los casos) recorreremos, nos detenemos a hacer balance... Pero, ¿Cómo nos juzgamos? Las normas que nos enseñaron para triunfar en la vida no sirven, y los objetivos son inalcanzables y frustrantes. la memoria es piadosa, y la mayoría de la sbiografías autorizadas son inventos. Quizá ya hemos triunfado en nuestra vida, en mil pequeñas batallas, y ni nos hemos dado cuenta....

    ResponderEliminar
  8. De como fracasé en la vida me suena a autobiografia, Sil. Por favor si encuentras un libro que se llame de como triunfé en la vida, en los sentimientos, en las relaciones humanas me lo envias con urgencia.

    ResponderEliminar
  9. No, no es tan sencillo... y la vida parece dar vueltas. Y cuando aparcas lo banal para centrarte en lo importante también la vida se te escapa. Parecemos destinados a no aparcar, a llevar en la mochila lo bueno y lo no tan bueno.
    No es sencillo, en absoluto.
    Me encantó conocerte un poco. Me llegó este espacio tuyo.
    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta encontrar por este mundo internauta y tan desconocido para mi, gente que piensa de esta forma. De la que con sus textos te hace pensar, refexionar, sonreir y levantarte del asiento.

    Creo que hay que mantener siempre un ápice de niñez, de ingenuidad, un trozo de mente sin corromper. Creo que es un paso para atisbar algo de felicidad y de exito. Porque sin lugar a dudas, si puedo elegir, prefiero el exito, mental, sentimental, interior antes que cualquier otro.

    Besos rabisos y gracias por hacernos pensar.

    ResponderEliminar
  11. Y ya que estoy por aquí te dejo mi blog si te gusta leer literatura personal y escribir (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos), debatir sobre los acontecimientos de la vida y por supuesto hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog" para compartir con el resto de bloggeros tus inquietudes.

    http://insolitadimension.blogspot.com/

    Únete si lo deseas y si no pues otra vez será. Gracias ^^

    ResponderEliminar

Miraron

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails